Inyeccion en fisur

Inyección en fisuras

Las grietas no se dejan evitar completamente en la mayoría de los materiales de construcción comunes. Se producen cuando la resistencia existente, principalmente la resistencia a la tracción del material, no puede aguantar la carga causada por fuerzas internas, por reacciones químicas o por cargas aplicadas desde el exterior, sean térmicas o bien mecánicas. Para la reparación de grietas en mampostería (paredes y muros) u hormigón, nuestro BKM SEF 2K es perfectamente adecuado. La grieta se ensancha en la superficie para hacerla más visible. Luego se hacen agujeros de perforación en un ángulo de 45° con respecto al curso de la grieta, cruzando la grieta en el medio del componente. Después se colocan los empacadores de inyecciones. Con una presión inicial de unos 20 bares, el material se inyecta en la pared hasta que se siente una contrapresión y el material emerge a la superficie del componente.
BKM SEF 2K está hecho de dos componentes y es reactivo al agua. En pocos segundos reacciona con el agua existente y donde no hay agua forma una resina sólida. Esta resina tiene una excelente penetración para avanzar hasta las más pequeñas grietas. El BKM SEF 2K está basado en poliuretano (PU). El poliuretano se adhiere muy bien a los sustratos húmedos y secos. La adherencia de la superficie es muy importante para sellar contra las altas presiones del agua. Además, los poliuretanos no promueven la corrosión, lo que es una propiedad indispensable para la reparación de grietas en el hormigón armado.

¿Tiene preguntas?

¡Con mucho gusto le ayudamos con cualquier duda!